Detención arbitraria y estigmatización contra jóvenes que rechazan las violaciones a los DDHH en el Catatumbo

Tomada de internet

Tomada de internet

La Campaña: “Defender la Libertad: Asunto de Tod@s” y la organización Rebeldía Estudiantil Organizada -REO-, denuncian ante la opinión pública nacional e internacional, instituciones, organismos gubernamentales y no gubernamentales de derechos humanos, la detención arbitraria y estigmatización de dos jóvenes miembros de la organización REO, en el marco de una jornada de denuncia por la crisis de derechos humanos y uso excesivo de la fuerza por parte de la fuerza pública en el Catatumbo.

Hechos:

1. El pasado viernes 12 de julio siendo aproximadamente las 6:00 am, dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, se encontraban colgando una pancarta en el puente de la Calle 63 con Carrera 30 en Bogotá, alusiva a la crisis de derechos humanos que se presenta en el Catatumbo. Cuando bajaron del puente, dos policías los estaban esperando en una moto, les pidieron los papeles y les dijeron que iban a ser dirigidos a la UPJ por el delito de “injuria al ejército”.

2. De forma violenta los jóvenes fueron introducidos en una patrulla y dirigidos al CAI del barrio 7 de Agosto. Allí el menor de edad fue entregado a sus padres; el otro joven fue encerrado en un cuarto, y dos policías empezaron a interrogarlo, haciéndole preguntas como la siguiente: “¿A que frente guerrillero pertenece?”, ante esto el joven inmediatamente les informa que él es un estudiante que estaba denunciando la violación de Derechos Humanos en el Catatumbo.

3. El joven nuevamente es ingresado a una patrulla y le dicen que va a ser dirigido a la UPJ, allí los policías le gritan “guerrillero”, el joven vuelve a desmentir esa afirmación, pero los policías siguen acusándolo de que él es guerrillero. El joven es trasladado al CAI de San Fernando, allá llegan el joven menor de edad con sus acudientes. Luego los dos jóvenes son interrogados por dos subintendentes quienes les quitan unas manillas de la organización REO y los carteles alusivos a la denuncia por la situación de derechos humanos en el Catatumbo. Los policías en medio del interrogatorio afirman que el joven mayor pertenece a un grupo guerrillero, que ya lo habían visto en “otros servicios” y que ya habían cogido a varios guerrilleros con pancartas similares. El joven reitera que él solo es un estudiante que denuncia la grave crisis que se vive en el Catatumbo.

4. Finalmente, siendo aproximadamente las 9:30 am, son puestos en libertad. Los policías le manifestaron a los padres de los jóvenes que sus hijos estaban por malos pasos, que lo mejor era usar la mano dura; además terminan diciéndoles que ellos no participaban autónomamente, sino que eran orientados por una organización armada.

Ante esta situación y teniendo en cuenta que la responsabilidad primaria de protección de los Derechos Humanos recae sobre el Estado colombiano, de acuerdo con los principios constitucionales, los Tratados y Convenios Internacionales, y que su mayor deber jurídico es el de prevenir las violaciones frente a estos derechos y tomar las medidas necesarias para investigar, identificar, juzgar y sancionar a los responsables por su acción u omisión, y tomar las medidas correctivas de carácter administrativo o político que impida que estos actos se sigan perpetrando:

Rechazamos contundentemente cualquier tipo de detención arbitraria, señalamiento, estigmatización y agresión por parte de la fuerza publica contra la vida, libertad e integridad de los estudiantes y jóvenes que ejercen su derecho a la manifestación, libertad de expresión y opinión.

Responsabilizamos a la policía metropolitana de Bogotá de las agresiones y estigmatización cometidas contra los jóvenes detenidos el día de ayer y las consecuencias que se puedan derivar de ello.

Exigimos:

Al gobierno nacional, tomar las medidas pertinentes para asegurar el respeto al derecho a la libertad de expresión y manifestación de los ciudadanos, así como abstenerse de emitir señalamientos que estigmatizan a los manifestantes a nivel nacional.

A la policía nacional, abstenerse de perpetrar cualquier acto que atente contra la libertad de expresión de estudiantes y jóvenes, así como de obstaculizar las jornadas de solidaridad con las comunidades que ejercen su derecho a la manifestación y protesta social, como en el caso del Catatumbo.

A la Fiscalía, Procuraduría y Defensoría del pueblo, investigar, pronunciarse y tomar las acciones correspondientes frente a los hechos que estan poniendo en peligro la vida, libertad e integridad de la población civil que ejerce su legítimo derecho a la expresión y rechaza los desmanes de la fuerza pública en medio de manifestaciones sociales como en el caso del Catatumbo, y adelantar las sanciones pertinentes en contra de los responsables de las mismas.

Por: Rebeldía Estudiantil Organizada -REO-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s