En protestas por la soberanía alimentaria, campesinos y estudiantes son reprimidos por el Esmad

Tomada de Comité Por La Dignidad Papera Y La Soberania Alimentaria

Tomada de Comité Por La Dignidad Papera Y La Soberania Alimentaria

Este martes 7 de mayo en Boyacá el campesinado papicultor inició varias protestas que se extendieron a Cundinamarca y Nariño, dejando un saldo de 38 detenciones a nivel nacional. Asimismo 4 estudiantes de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia en Tunja fueron detenidos mientras realizaban actividades públicas en apoyo al sector agricultor; uno de ellos permanece en una cuidados intensivos, víctima de la represión policial.

Las y los campesinos habían estado reuniéndose desde finales de abril en municipios como Siachoque, Ciénaga, Soracá y Arcabuco, entre otros, para concretar lo que sería un paro papicultor por la soberanía alimentaria.

El lunes 6 de mayo, con una marcha que avanzó por la Av. Norte y la Cra. 10 hasta la Plaza de Bolívar en Tunja, el campesinado boyacense anunció de manera oficial que el paro empezaría al día siguiente. Y así ocurrió.

Con tractores, camiones y camionetas de carga y sus herramientas de trabajo como azadones, picas y palas, la manifestación se concentró el martes 7 de mayo en: Villapinzón, Puente de Boyacá, Central de Abastos en Duitama, Sutamarchán, Arcabuco, La Capilla y El Crucero, donde la represión no dio espera. “Estábamos intentando hacerle entender a los del Esmad que la protesta no era ilegal, cuando empezaron a disparar gases lacrimógenos y a perseguir a la gente con las tanquetas y a golpearla”. Declaró un manifestante, quien nos solicitó ocultar su identidad por motivos de seguridad.

“Nosotros vemos en los pueblos mucho militar constantemente, siempre están por ahí requisando a todo el que ven; son los que controlan todo allá, pero no respetan nada, ni la vida ni la naturaleza porque están del lado de las multinacionales. (…) El Esmad en el paro nos decía que lo que estábamos haciendo era ilegal y nosotros decimos que ellos con su represión, los gases y lo que nos lanzaban, atentan contra la vida y eso sí es ilegal”. Aseguró el manifestante.

La militarización de los territorios y el despojo de los mismos, junto con las políticas estatales de apertura económica y la presencia de empresas multinacionales en zonas rurales, son conflictos que problematizan con el paso de los días la vida de campesinas y campesinos en esta región del País.

“Las patatoes no nos las van a imponer, ¿o estarán pensando en criminalizar el uso de cada una de las variedades de semilla de papa que en esta tierra hemos cultivado siempre”. Se cuestiona indignado el manifestante.

Por su parte, el campesinado permanece en asamblea en sus municipios, a la espera de soluciones frente las perjudiciales importaciones de papa y a la puesta en libertad de sus compañeros detenidos. Puntos que forman parte de la agenda de negociación con el Gobierno.

Respaldo estudiantil a la lucha campesina

Por medio de la denuncia hecha por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos – Boyacá, la campaña “Defender la Libertad: asunto de tod@s” conoció los hechos ocurridos el miércoles 8 de mayo en la UPTC, tras los que resultó herido un estudiante que permanece en cuidados intensivos.

Este día (posterior a la manifestación del sector papicultor) la comunidad estudiantil realizó una marcha y un plantón como muestra de solidaridad hacia las y los campesinos. El Esmad hostigó la actividad, haciendo uso de la fuerza desmedida y de la violencia policial, obligando al estudiantado a regresar al campus universitario.

Enseguida dos tanquetas fueron estacionadas a las afueras de la Universidad, bloqueando la vía pública. Las puertas de la Universidad fueron cerradas con el fin de impedir el paso de los uniformados; sin embargo, con la ayuda de las tanquetas las puertas fueron destruidas y el Esmad ingresó al campus, lo cual generó enfrentamientos con las y los estudiantes. ”Acto seguido entran las motos de la policía nacional a alta velocidad tratando de atropellar a los estudiantes. (…) Los agentes del Esmad retienen a varios estudiantes para reseñarlos, extralimitándose en sus funciones”. Señala el documento.

Las detenciones han sido catalogadas como arbitrarias ya que los estudiantes no estaban cometiendo algún tipo de delito. En la actualidad permanecen privados de la libertad.

Por: Defender la libertad: asunto de tod@s

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s